Ciclo de la vida?

Después de 6 años de no sentarse a platicar racionalmente, padre e hijo lograron entablar una conversación con un fin común: La famosa cuota alimenticia, que había sido depositada constantemente por los últimos 4-5 años para mantener a la hija/hermana, estaba próxima a decrecer.

Parecía un escenario hostil y, al principio lo fue, cuando el hijo ni volvía a ver a los ojos al padre, sino que sólo escuchaba atentamente lo que el padre le decía a su hija, mientras ella le contaba que estaba padeciendo un malestar que los médicos empezaban a estudiar. Las negociaciones empezaron cuando la hija le comentó que, entre los estudios, pago de pasajes de bus y comida, el subsidio mensual se esfumaba, como cualquier escenario normal en una familia promedio.

El padre, con lujo de detalles, empezó a justificar el inminente recorte de dinero: Tres tarjetas con extrafinanciamiento y un préstamo personal que habían sido negociados para ser pagados en veinte años, sin tomar en cuenta que estaba esperando firmar contrato para seguir trabajando un año más; en ese momento, el hijo tomó el rol de negociador/mediador, después de interrumpir a su hermana, cuando ella empezaba a reclamar -con justa razón- que si hubiera pensado bien las cosas y no estuviera manteniendo 2 familias, las cosas fueran diferentes. El hijo prefirió omitir esa parte, porque sabía que si la conversación tomaba ese rumbo, no se llegaría a nada. No era el momento para conversar sobre eso.

Luego de oir las justificaciones y de comprobar que no era mentira y que, económicamente, el padre estaba en una situación deplorable, ambos hijos decidieron darle un lapso de tiempo, para ayudarlo, mientras se estabiliza, a pesar que no era de su competencia decidir eso.

Horas después, mientras intentaba descansar y dormir,el hijo no pudo evitar verse reflejado, a pesar que su situación económica y familiar no es la misma. Un reflejo que lo atormenta, aún después de 6 años.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ola ke eskribe

La verdad, no recuerdo cuándo fue la última vez que intenté escribir acá. Creo que fue antes de perder el trabajo del que tanto me quejaba. Han cambiado las cosas desde entonces, incluyendo las ganas de escribir. Pero acá estoy.

Ultimamente he pensado y aprendido que es mejor escribir cuando tienes algo qué decirle a los demás (aunque un ‘ola ke ase ezcriviendo o ke ase’ no cae mal de vez en cuando) y no ser impulsivo y escribir lo primero que se me venga a la mente. Talvez por eso es que ahora mis tuits son contados y ahora sólo los estalqueo, digo, chateo, digo, leo. Pero sí los leo y me alegra leerles, amiwos imaginarios!

El año está llegando a su fin (LOS MAYAS VIENEN, LA VIDA ES PRESTADA), no está de más alegrarse por haber sobrevivido un año más en nuestro país. Véale el lado bueno a las cosas.

No dejen de intentar cumplir sus metas (yo cumplí mi meta principal: dejar las luces navideñas puestas todo un año y, con asombro, todavía funcionan). Salúdenme al Billy Vásquez.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Comunicación?

Mesa 1: Seis personas sentadas; ambos padres, 2 hijas y sus novios. El tiempo pasa y cada quien tiene un celular en la mano, revisando "sus cosas".

Siguen esperando su orden y la escena se mantiene igual, a excepción de una hija que se levanta al baño y regresa para sentarse y seguir usando su celular. El silencio reina.

Mesa 2: Cuatro sentados; padre y madre junto a niño1 y niño2. Niño1 y niño2 dando vueltas, levantándose, sentándose, niño1 molestando a niño2; pero la madre y el padre están sentados a la par, sin mediar palabras, silencio entre ellos. El silencio sólo es interrumpido por un timbre de celular.

Revisado el celular, se hablan y luego se silencian nuevamente.

Mesa 3: Tres personas sentadas; padre cargando un bebé y la madre sentada al frente, con un celular en la mano. Madre habla intermitentemente con el padre de la criatura, mientras revisa el celular. La conversación entrecortada es lo que domina.

Mesa 4: Una pareja sentada, frente a frente. La atención está puesta en la persona que está al frente, dejan los celulares a un lado, reciben llamadas pero inmediatamente vuelven a la conversación/admiración. La atención en la otra persona es el tema principal.

Cuatro ejemplos vistos recientemente en un "restaurante", pero que se ven en cualquier lugar. Hay gente que critica que la tecnología nos ha vuelto tan impersonales, o por dar un ejemplo, se pasa más tiempo chateando con "desconocidos" en "redes sociales" que hablando con la familia. Estoy de acuerdo en eso hasta cierto punto; lo que hace realmente la diferencia, es la ACTITUD de cada quien hacia esos momentos de reunión familiar o de tiempo con la familia, amigos, etc. versus el "voy a contarle a fulanito que estoy en X lugar y de paso me quedo chateando con él". Cuestión de actitud y de saber cuándo es un momento familiar que debería ser más importante que usar una red social; o sea ¿madurez?.

P.D: No seguí con el relato de los pajaritos…porque la historia no terminó tan bien. Espero redactarla pronto.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Llamar a USA y Canadá desde Google Talk sin costo (todo el 2011)

No sé si ya sabían de esto, pero me parece útil:

Si tienen GMail, notarán que hay un ícono como este bajo los links de mensajes entrantes, salientes, spam, etc. y justo antes de los contactos de gmail:

Le damos click (si no lo has hecho anteriormente) y saldrá el siguiente mensaje:

Blablabla, le damos click en “accept and install” y se instalará un software que pedirá nuevamente permiso de instalación al terminar de descargarse. Como buen usuario de PC, sólo damos OK:

Después de este paso, pedirá reiniciar el navegador, así que recomiendo cerrar correos, tuiter, feisbuc o lo que tenga en esa ventana. Al reiniciarse, le daremos en aquel link que vimos en un principio:

Buscamos el país, seleccionamos “United States”:

(Acá hay que fijarse que el código de país [+1] lo escriba, sino, lo tenemos que escribir manualmente). Ahora marcamos:

Y “vualá”, tienen su llamada hacia los “Yunai Esteis”. Recuerde que esta funcionalidad sólo servirá para el 2011.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Microcuento

Ella es linda. Él no lo es, pero por algún motivo, ella lo ama. Ella pasó etapas difíciles en su vida. Él también, pero no tan intensas. Ella sueña con ser mamá, él no está seguro. Él piensa que no será buen padre, que las cosas se pondrán difíciles, que no es buen ejemplo a seguir, que defraudará a su hijo(a) en algún momento; pero luego se da cuenta que es humano, que la vida está llena de errores que pueden ser enmendados y que él no es su padre. Él la anima. Ambos se ponen de acuerdo. Ella luego dice que tiene un “conflicto emocional” entre estar sin hijos, y procrear. Él no sabe qué decir. Ambos son felices.

P.D: Cualquier parecido con la realidad de alguien es pura coincidencia.

P.D2: Ya subiré la continuación de la pajarilla adoptada.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Tipos de compañeros de trabajo

Gracias a @3v4n0 por la recomendación, listamos los tipos de compañeros que se ha encontrado su servilleta en el trabajo:

- Compañeros de trabajo tipo "Alarma de tsunami": Se dan cuenta de un error y en 10 minutos ya lo tienen escalado con el director (Y no necesariamente para saludarlo y desearnos buen día)

- Compañeros tipo "Mensajero/recadista": Les cae un correo pidiéndoles algo o solicitando ayuda y se lo reenvían a alguien más porque eso "no lo ven”.

- Compañeros tipo “Bucle infinito”: Siempre preguntan más de 1000 veces lo que hay que hacer para corregir un error o responder un correo. Al día siguiente están preguntando nuevamente qué hay que hacer o responder.

- Compañeros tipo “Político”: Dicen saber y arreglar hasta lo que no se ha inventado aún, pero a la hora de los “quiubos”, no hacen nada. A veces pueden convertirse en “mensajero/recadista” o “bucle infinito”.

- Compañeros tipo “Currículum”: Ponen “todo lo que saben” o todo lo que son (Doctor-Ingeniero-Licenciado-Máster) en la firma de correo. Comparten muchas características con los del tipo “político”.

- Jefes tipo “Conga-Mix”: Toman características de varios tipos de compañeros (por ejemplo, el más común, el tipo “mensajero” con el “bucle infinito”).

- Compañeros tipo “Lambiscón”: Es el tipo más común y el que abunda en cualquier trabajo. Se les conoce también como “yo-yo’s”, “Cholers”,etc. Dícese de aquellos compañeros que halagan y buscar quedar siempre bien con su jefe/a para evitar regaños o ser siempre tomados en cuenta.

- Compañeros tipo “Bufón”: Piensan que son graciosos. Pero sólo lo son con los jefes. Son muy parecidos a los lambiscones.

- Compañeros tipo “Troll”: Se quejan de las injusticias laborales y de vez en cuando se rebelan por no seguir los jueguitos del tipo “Lambiscón” o “Bufón” (usualmente no se caen bien entre ellos). Socializan sólo con el mismo tipo-troll, después de ganarse su confianza. Trollean a los jefes tipo “Conga Mix”, a los “Lambiscones” y a los otros tipos.

- Jefes tipo “Iscariote”: Te contratan y esperan a fin de mes para decirte que “necesitas más experiencia” y te despiden. Luego te contratan meses después para un proyecto y esperan un par de meses para poder culpar alguien de los errores de todo ese proyecto.

- Jefes tipo “Rey”: Todo lo que ellos dicen tiene que hacerse como ellos dicen, todos tus pasos deben ser contados y luego reportárselos (por ejemplo, de mi cubículo al baño tengo 50 pasos, iré a hacer del uno). Éste tipo se llevan bien con los compañeros tipo “bufón” o “lambiscón”.

¿En cuál tipo se han identificado? ¿Tienen a alguien en mente que se ajuste a alguna descripción?

Esta lista es sólo un comienzo, irá creciendo con sus aportaciones en los comentarios!

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Adopción Inesperada

La historia empezó hace como 4-5 semanas, cuando nos dimos cuenta que al haber dejado mal puesto un mosquitero (una parte se había salido por la ventana) hizo que una pajarita se interesara en el descuido y aprovechó en hacer un nido, tomando de base el dichoso mosquitero.

La pregunta en ese momento fue: ¿La dejamos criar a sus polluelos (¿aplica esa palabra?) y que nos arruine el mosquitero? En lo personal, no tuve la frialdad necesaria para destruirle el nido y por consiguiente, hacer que se fuera, pensando que si ya había hecho el nido era porque próximamente iba a empollar (tengo dudas si igualmente aplica esa palabra). Se optó por lo mejor, le alquilamos el mosquitero!.

Pasaron los días y las semanas y el cuidado era tal, que no nos acercábamos al patio (al menos hasta donde estaba el nido) para evitar asustarla; pero podría asegurar que a pesar de eso, se acostumbró a vernos pasar por ahí. El cambio brusco fue anteayer, que (ahorita no recuerdo el porqué, pero) fui al patio y cómo todos los días/noches, la pajarita estaba ahí, pendiente de quien se acercaba, pero tranquila, serena. Lo extraño fue unos minutos más tarde, ¡ya no estaba! Casualmente me tocó revisar unos pendientes del trabajo y me dormí ya de madrugada, salí a ver y no se acercó, pensando que por casualidad o por las luces encendidas o por algún otro motivo, pero no llegó. Pasó todo el día y por la noche, al revisar a las crías, estaban muertas (no literalmente) del frío. Por este motivo, sospechamos que no se había acercado en todo el día la “madre pájara” (ni el papá pájaro).

Talvez no fue la mejor idea, pero decidimos entrarlos y meterlos en una caja para zapatos, dejándoles adentro (casi todo) el nido que su mamá había construido, y con un poquito de ingenio, les pusimos una emulación de pájaro para que se sintieran a gusto. Para darles de comer usamos una jeringa (sin la aguja, claro) emulando el pico de la madre, ya que han aceptado comer de ésta manera.

Ahora la aventura de criar 2 pájaros empieza sin la menor idea de cómo criarlos, ¡emulando un par de mini-hijos adoptivos!

P.D: ¡Acepto sugerencias de cómo criarlos o cuidarlos!

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios